24. mayo 2022 Blog

Mujeres en SaaS: Silvia de Slido

Se mire como se mire, no hay suficientes mujeres que elijan carreras tecnológicas. ¿Es la industria la culpable? ¿La cultura? O tal vez faltan historias de éxito, que podrían ayudar a allanar el camino a mujeres jóvenes y brillantes.

Como nos gustaría arrojar luz sobre este tema, hemos decidido publicarregularmente entrevistas con mujeres inspiradoras que trabajan en el ámbito del SaaS. Les preguntaremos sobre sus experiencias al entrar en el campo de la tecnología, qué recursos les ayudaron en el camino, qué consejos darían a sus compañeros de primer año y mucho más.

La primera mujer inspiradora es Silvia, de la próspera startup Slido. Desde la lucha contra el síndrome de la impostora hasta su contribución a la igualdad de género, sigue leyendo para conocer su historia.

Hola Silvia, ¿podrías por favor presentarte, decirnos tu puesto y la empresa para la que trabajas? ¿Cuánto tiempo llevas en este puesto?

¡Hola! Me llamo Silvia Erdélyiová y trabajo en Slido.

Me incorporé al equipo de People Operations de la empresa en julio de 2018. Soy responsable de la Adquisición de Talentos desde hace dos años y actualmente también colaboro con la Comunicación Interna.

Slido es una plataforma de preguntas y respuestas y de encuestas fácil de usar que ayuda a sacar el máximo provecho de las reuniones y los eventos tendiendo un puente entre los oradores y su público.

Desde los profesionales de la comunicación interna hasta los formadores, los jefes de equipo, los organizadores de conferencias y los presentadores individuales, Slido es utilizado por cualquier persona que desee permitir una conversación abierta en una reunión en vivo, ya sea en persona o virtual.

Slido ha sido adoptada por varias conferencias de renombre -como SXSW, Web Summit y Money20/20- y ha trabajado con clientes de perfil alto como Spotify, Lufthansa, BBC y Oracle.

Con un equipo de 150 personas dedicadas a crear la experiencia de producto más sencilla con un gran soporte al cliente, la visión de Slido es transformar la forma en que se celebran las reuniones y los eventos en todo el mundo. Con sede en Bratislava (Eslovaquia), Slido tiene oficinas en Londres, Nueva York, San Francisco y Sydney.

¿Qué te inspiró o te llevo a entrar en el mundo de las startup en el campo tecnológico SaaS?

Creo que me di cuenta por primera vez de que me encantaría trabajar en este campo cuando estudiaba en Dinamarca, donde tuve la oportunidad de conocer a gente muy inspiradora y ver el poder de las tecnologías innovadoras. Simplemente me enamoré de cómo las tecnologías están mejorando nuestra vida cotidiana.

Al mismo tiempo, siempre me pareció que las personas son la mayor base de una empresa floreciente, así que supe que quería trabajar en el campo de los RRHH y tener un impacto en esa área.

Mientras trabajaba en mi primer empleo a tiempo completo aprendiendo todo sobre la Adquisición de Talentos, estuve siguiendo a Slido durante un par de años, esperando que surgiera la oportunidad perfecta. Ya sabes lo que dicen: «La suerte es cuando la oportunidad se encuentra con la preparación». Ese fue mi caso. Y quizá también un poco de suerte real. 🙂

¿Has estudiado algo relacionado con la tecnología? ¿Crees que es importante tener formación tecnológica con el fin de conseguir trabajo en una startup tecnológica?

Estudié Comunicación de Marketing y después pasé a Innovación y Emprendimiento, así que tuve muy pocas asignaturas técnicas en la escuela. Sin embargo, siempre fui curiosa, leí mucho y seguí formándome en mi tiempo libre, por lo que tenía una visión general del mundo de la tecnología. Y, por supuesto, la pasión por ella.

En cuanto a la necesidad de una formación tecnológica, no me parece que la educación sea lo primero en la lista de requisitos. Por ejemplo, aquí en Slido, tenemos grandes especialistas en control de calidad que estudiaron psicología, y he oído que los artistas y los músicos son grandes desarrolladores porque saben transformar un concepto en realidad.

Desde el punto de vista de un especialista en adquisición de talento, creo que, aunque una educación tecnológica puede crear una base muy sólida para las personas que ocupan puestos técnicos, una combinación de potencial, motivación y trabajo duro es aún más importante.

Tenemos la suerte de vivir en una época en la que no es necesario ir a la escuela o a una biblioteca para acceder a la información y al material de estudio. Todo lo que necesitamos es un dispositivo móvil, conexión a Internet y motivación.

¿Cuál fue el mayor reto para ti al entrar en el campo de la tecnología y cómo conseguiste superarlo?

Buena pregunta. Durante los primeros meses, luché personalmente contra el síndrome del impostor (que ni siquiera sabía que existía). Ser contratada por una empresa a la que admiraba desde hacía mucho tiempo y estar rodeada de personas extremadamente inspiradoras supuso una gran presión para mí. O, más bien, me presionaba a mí misma. 🙂

Conocer más al equipo y darme cuenta de que incluso las mentes más brillantes son solo personas súper agradables y serviciales me ayudó a relajarme y a disfrutar de verdad.

Y por supuesto, ver los resultados de mi trabajo; ese fue el mejor feedback en los momentos en que dudaba de mí misma. 🙂

Pensando en tu trayectoria y en cómo has llegado a donde estás hoy, ¿hay algo que cambiarías?

Puede que mi viaje no haya sido muy lineal, y puede que haya tenido que explorar un poco para saber dónde quiero estar, pero considero que el tiempo que pasé en la encrucijada mereció la pena.

Definitivamente trabajaría en mi confianza en mí misma, en no dudar y cuestionarme todo el tiempo. Sin embargo, estoy segura de que no estoy sola en esto. Creo que es un reto bastante común para las mujeres en el mundo de la tecnología.

Basta con ver el hecho de que un hombre solicita un trabajo aunque solo cumpla el 60% de los requisitos, mientras que las mujeres suelen aspirar a casi el 100%.

¿Qué tipo de consejos darías a un principiante?

Disfruta de la vida, asume riesgos y no tengas miedo de pedir ayuda o consejo. 🙂

Si pudiera volver a hacerlo, aprovecharía más las oportunidades que tuve durante los estudios. También cursos y prácticas, pero sobre todo estudiar y trabajar en el extranjero. Esas fueron las cosas que realmente me abrieron los ojos y me aportaron mucho.

¿Qué tipo de impacto sientes al trabajar en un sector/entorno dominado por los hombres?

En primer lugar, tengo que decir que me encanta cada momento de trabajar en un campo y en un producto que puede marcar la diferencia en la vida de las personas.

Dejé de compararme con los demás y me centré en lo únicos que somos todos. Creo que yo -y todas las mujeres- somos tan cruciales como los hombres en cada empresa y en cada equipo. Aportamos diversidad y equilibrio al mismo tiempo.

También creo que es importante mostrar a la generación más joven que el campo de la tecnología !también necesita a las mujeres.!

¿Te has encontrado con algún obstáculo derivado de la desigualdad de género? ¿Pudistes superarlos?

Los hombres suelen ser mejores por naturaleza para venderse, promocionar sus resultados y pedir un ascenso. Es responsabilidad de los equipos de dirección y de recursos humanos no recompensar sobre la base de «quién habla más alto», sino basar las decisiones en las competencias, la motivación y el rendimiento.

Afortunadamente, nunca me he enfrentado personalmente a ningún reto relacionado con la desigualdad de género. Siempre tuve la suerte de trabajar en grandes empresas, con gente justa.

Y como alguien que trabaja en reclutamiento, puedo decir con confianza que siempre buscamos a la mejor persona para el trabajo, sin importar el género.

Sólo el 3% de las mujeres dicen que la carrera tecnológica es su primera opción. ¿Por qué crees que trabajar en una startup tecnológica o en un SaaS es una buena trayectoria profesional?

Algunas mujeres piensan que una carrera en tecnología significa codificar o tener otras responsabilidades técnicas, por lo que a menudo se asustan antes de intentarlo. ¡La verdad es que hay muchísimas opciones para todo tipo de perfiles!

No se trata solo de competencias técnicas. La creatividad, la capacidad de comunicación, la resolución de problemas, el pensamiento analítico, la organización… Lo que quieras. Una empresa tecnológica -o cualquier empresa, en realidad- no puede crecer y prosperar sin personas con todas estas competencias.

Sin embargo, decir que siempre es una buena carrera sería generalizar demasiado. Es más que genial, pero definitivamente no se lo recomendaría a todo el mundo. Es un mundo dinámico y de ritmo alto, que ofrece mucho espacio para la superación personal y para estar en contacto con las innovaciones, pero también te mantiene alerta todo el tiempo.

¿Ves falta de presencia femenina en tu startup? Si es así, ¿cómo crees que se podría cambiar esto?

En este momento,la división por sexos en Slido es de aproximadamente un 55% de hombres frente a un 45% de mujeres. No es una diferencia muy dramática, pero donde percibo una gran necesidad de incorporar más mujeres con talento es en nuestros equipos de desarrollo y de producto. Tue hay equipos en los que no hay ninguna, o solo una o dos mujeres.

Es más fácil decirlo que hacerlo. Hay una notable falta de mujeres en la esfera tecnológica, y la causa llega hasta la crianza y educación de los hijos. Creo que es por ahí por donde debemos empezar.

¿Qué notas como valor añadido al tener más mujeres en el equipo en una compañía tecnológica?

Tener una representación equilibrada de ambos sexos es (solo) una de las cosas que conducen a un lugar de trabajo diverso.

Es difícil decir si nuestros cerebros están realmente conectados de forma diferente, o si tenemos que «culpar» a la historia y a la sociedad por lo diferentes que somos.

Si alguna vez has trabajado en un equipo de un solo género, seguro que has sentido la falta del otro. Por mucho que podamos y debamos ser iguales, también somos diferentes. En la forma de comportarnos, en la forma de pensar y, en general, en la forma de ser. Y esas diferencias deben ser aceptadas.

¿Cómo pueden los hombres del equipo apoyar a sus compañeras en su crecimiento profesional? ¿Y tienes alguna experiencia de primera mano sobre este comportamiento positivo?

Lo ideal sería que no hubiera diferencias y que todos nos ayudáramos a crecer, sin importar el género. 🙂

Si se trabaja con una mujer que es nueva en el campo, lo mejor que puede hacer un colega masculino es orientarla y ser paciente y comprensivo. En lugar de decirle lo que hace mal, es mejor animarla, ayudándola así a mejorar.

Eso es básicamente lo que he experimentado en Slido. Nuestro equipo es increíble y no podría estar más agradecida por lo mucho que me ayudaron mis compañeros. Hubo muchos momentos en los que me perdí en algunas cuestiones y tareas técnicas, pero siempre me ofrecieron su ayuda y consejo, sin juzgar ni poner los ojos en blanco. 🙂

¿Qué recomendarías a las mujeres que quisieran entrar en el campo de la tecnología?

Creo que mi consejo clave sería que soñaran en grande y planificaran en pequeño para alcanzar ese sueño. Muchas mujeres son muy duras consigo mismas y esperan resultados inmediatos, desanimándose tras un par de intentos fallidos.

Se necesita mucho trabajo y dedicación, pero una vez que mires atrás, verás lo lejos que has llegado.

En cuanto a las mujeres que te inspiran, ¿cuáles son las que más destacan y puedes recomendar alguna de sus obras?

De las innumerables mujeres inspiradoras, destacaría a Sheryl Sandberg, COO de Facebooky autora del libro Lean In, que recomiendo encarecidamente. También soy una gran admiradora de Patty McCord, antigua directora de talento de Netflix. Escribió el libro Powerful, que se centra en los RRHH y la cultura empresarial. Para todas las mujeres, recomiendo encarecidamente las inspiradoras memorias de Michelle Obama, Becoming. Otro gran libro -que te mostrará el poder de la pasión y la perseverancia- es Grit, de Angela Duckworth.

Si buscas un libro para llevarte de vacaciones, Disrupted, de Dan Lyons, te pondrá definitivamente una sonrisa en la cara, con todas sus detalladas situaciones absurdas en el mundo de las startup tecnológicas. Y en mi lista de lecturas pendientes está Brotopia, de Emily Chang.

Yo prefiero leer, pero un gran podcast que puedo recomendar es How I Built This (Cómo construí esto); puedes consultar algunos podcasts con mujeres fundadoras de empresas con historias inspiradoras. Un grupo de mis compañeras de Slido también han iniciado su propio podcast, Na čaji, donde hablan con mujeres inspiradoras de Eslovaquia (solo está en eslovaco).

De las organizaciones a seguir, hay muchas para elegir. Destacaría Girls Who Code, Girls in Tech y Women in Tech.

También me entusiasma que tengamos este tipo de iniciativas en Eslovaquia. Soy un gran fan de «Mini Tech MBA» y «Aj ty v IT».

En cuanto a los cursos en línea, mi favorito personal es Udemy, y me encanta hojear artículos en Medium.

Hay tantos grandes recursos disponibles en Internet que la parálisis de la decisión es casi inevitable. 🙂

Las personas que trabajan en startups suelen estar muy ocupadas. ¿Cómo gestionas la conciliación de tu vida laboral y familiar? ¿Encuentras tiempo para proyectos que te apasionan?

Tengo que admitir que desconectar puede ser un verdadero reto, sobre todo porque me gusta mucho mi trabajo. 🙂 Por eso me aseguro de tomarme unas vacaciones una o dos veces al año, para recargarme de verdad. También dejé mi costumbre de trabajar los fines de semana cuando tenía tiempo.

Soy una fanática de la planificación, así que he aprendido a poner todo en mi calendario. De este modo, me aseguro de tener un tiempo dedicado al deporte, a los amigos y a la familia, y no me olvido de ningún plan. Quizá no sea el mejor enfoque, pero a mí me funciona perfectamente.

Dedico gran parte de mi tiempo libre a aprender (ya sean libros, blogs o seminarios web), y si es posible, intento devolver algo apoyando algunas iniciativas y organizaciones locales. También me encanta asistir a reuniones para hacer algo de networking.

Iniciativa Mujeres en SaaS

¿Sabías que solo el 3% de las mujeres dicen que la carrera tecnológica es su primera opción y que solo el 5% de los puestos de liderazgo en la tecnología están ocupados por una mujer? Con nuestra entrevistas de la nueva iniciativa, Mujeres en SaaS, queremos inspirar a más mujeres para que se unan al sector del SaaS y la tecnología, y combatir los prejuicios relacionados con la tecnología.

Cada dos semanas, puedes esperar entrevistas con mujeres inspiradoras que decidieron seguir una carrera en SaaS. En nuestro próximo artículo, hablaremos con Tereza Macháčková, responsable de talento de la exitosa startup de SaaS productboard.

CloudTalk