18. mayo 2022 Blog

PBX vs. VoIP:
¿Cuáles son las diferencias?

PBX vs VoIP: ¿cuáles son las diferencias?

PBX o VoIP, ¿cuál elegir para tu oficina? Siga leyendo para descubrir qué hace que los sistemas sean diferentes.

Elegir una infraestructura telefónica es una de las decisiones más importantes que debe tomar una empresa. Incluso con varios canales de contacto disponibles en la actualidad, un teléfono comercial sigue siendo imprescindible. En años anteriores, las empresas simplemente elegían un teléfono fijo tradicional porque no había otra alternativa. Ahora, la situación es un poco más complicada.

A la hora de configurar la infraestructura telefónica de una empresa, la decisión suele reducirse a elegir entre:

  • PBX (central telefónica privada)
  • Red VoIP (voz sobre protocolo de Internet)

¿Cuál es la diferencia y cuál es una mejor opción para su negocio?

¿Qué son PBX y VoIP?

Comencemos explicando qué son en realidad PBX y VoIP, ya que mucha gente usa los términos indistintamente.

PBX (central telefónica privada)

  • tipo de red telefónica privada para uso de la empresa
  • este tipo de red permite a los empleados de la empresa comunicarse tanto internamente(con otros empleados) como externamente
  • Además de permitir a los usuarios realizar y recibir llamadas, una red PBX también tiene un par de funciones útiles que no están disponibles en los teléfonos tradicionales, como transferencias de llamadas o un menú IVR
  • mediante el uso de un PBX, una empresa puede tener muchos teléfonos instalados que están todos conectados a una red

VoIP (voz sobre protocolo de internet)

  • funciona con un principio completamente diferente, que es que las llamadas se desvían a través de Internet
  • cada vez que realiza una llamada, su voz se transforma y comprime en datos y luego se envía al teléfono de destino
  • desde hace algunos años la calidad de las llamadas VoIP era bastante baja, por lo que las empresas eligieron PBX como una opción más confiable
  • hoy en día, la calidad de las llamadas de voz no es diferente de una llamada PBX normal

Pero si bien la velocidad y la calidad de ambas redes pueden ser similares, aún existen muchas diferencias entre ellas. A continuación destacamos las diferencias más importantes cuando se trata de PBX vs. VoIP, para que puedas elegir la mejor opción para las necesidades de tu negocio.

PBX vs VoIP: principales diferencias

#1 Costos de configuración inicial

La mayor diferencia cuando se trata de instalar redes PBX vs. VoIP son los costos.

Crear una red PBX para su empresa es bastante complicado y también costoso. Factores:

  • debe pagar por adelantado la fuente de alimentación del sistema, los enrutadores, los teléfonos compatibles y los auriculares
  • los costos de instalación y puesta en marcha de toda la infraestructura también son altos

Sumándolo todo, el costo total puede ascender rápidamente a miles de dólares. Debido a los costos iniciales que deben pagar las empresas, solo las empresas más grandes con muchos empleados pueden permitirse redes PBX.

Mientras tanto, configurar una red VoIP es mucho más barato. Si ya tiene una conexión a Internet existente, no es necesario configurar un sistema completamente nuevo. Solo necesitas invertir en:

  • un enrutador que puede manejar llamadas VoIP de alta calidad
  • teléfonos que son compatibles con la tecnología IP
  • software de llamada de computadora

Tampoco es necesario contratar a un técnico para instalar VoIP.

#2 Costos mensuales

Otro aspecto que debe tener en cuenta al elegir entre redes PBX y VoIP son los costos mensuales de funcionamiento y mantenimiento.

Con PBX, esto depende de su configuración. Por lo general, debe sumar las facturas telefónicas, el mantenimiento del sistema y los problemas de mantenimiento. También deberá pagar las licencias de software y teléfono.

VoIP mientras tanto es típicamente un servicio de suscripción. Su costo mensual dependerá de la herramienta de llamadas y el plan que use. Por ejemplo, en CloudTalk tenemos cuatro modelos de precios, desde un plan inicial que cuesta tan solo $15 por usuario al mes hasta un plan personalizado para empresas.

#3 Calidad de la llamada

La mayoría de nosotros probablemente recordamos los primeros días de los servicios de VoIP: la calidad de las llamadas dejaba mucho que desear en ese momento. Para tener llamadas de alta calidad, las empresas eligieron PBX en su lugar. Hoy en día, la calidad de las llamadas que utilizan ambas tecnologías es similar y las llamadas de voz HD se han convertido poco a poco en la norma.

Con PBX, la calidad de la llamada depende principalmente del hardware, que incluye los enrutadores y los modelos de teléfono. Si el sistema está configurado correctamente y los modelos de teléfono son de alta calidad, también lo serán las llamadas.

Con VoIP, la situación es un poco más complicada, ya que puede haber varias causas de baja calidad de sonido. Una de las razones más comunes es una conexión a Internet lenta o inestable. Si el enrutador no está configurado correctamente, esto también puede causar retrasos en las llamadas y contratiempos hasta el punto de que VoIP no se puede utilizar. Los auriculares que usan sus empleados o el software de llamadas también pueden afectar la calidad de las llamadas.

#4 Escalabilidad y facilidad de actualización

Actualizar o escalar una red VoIP no es el menor problema. Si lo necesita, puede cambiar fácilmente a un plan de VoIP más alto, pedir más teléfonos o agregar nuevos usuarios. Si necesita otro número de teléfono (incluso uno internacional) en su empresa, puede agregar uno en solo unos minutos y usarlo de inmediato. Lo máximo que tendrá que hacer es considerar actualizar su plan de Internet. Si está pensando en cambiar su enrutador o teléfono actual a modelos más nuevos, eso tampoco es un problema. ¡Incluso puede usar el mismo plan de VoIP en diferentes oficinas! Además, puede eliminar números de teléfono con la misma facilidad o pasar a un plan inferior.

VoIP también viene con varias características que no están disponibles para teléfonos PBX o que son muy costosas de agregar. Incluso puede pedirle a su proveedor de VoIP que agregue funciones personalizadas que necesita su empresa.

Mientras tanto, escalar un sistema PBX puede ser problemático, por no mencionar costoso. Si se muda a una nueva oficina, debe construir la infraestructura PBX desde cero. Pero incluso hacer algo tan aparentemente simple como agregar más usuarios a PBX es un desafío. Puede resultar que primero necesite nuevas líneas que requieran un módulo diferente, y dicho módulo requiere mucha más capacidad. Para todas esas cosas, necesitará un técnico experimentado. Y una vez que ya pagó por el nuevo hardware o firmó un contrato de licencia a largo plazo, volver a la configuración anterior es prácticamente imposible. Lo mismo con la adición de nuevas características. Esto puede ser costoso y difícil de hacer, ya que necesitará un técnico de TI con conocimientos.

#5 Flexibilidad

La falta de flexibilidad de los teléfonos PBX es otra cosa que puede causar varios problemas a las empresas. Los teléfonos PBX suelen ser propietarios, lo que significa que están vinculados a un sistema o proveedor determinado. ¿Quieres cambiar a un modelo de teléfono o proveedor diferente? En el peor de los casos, tendrás que reemplazar todo tu equipo, ya que tus modelos actuales no serán compatibles.

Con esto viene otro problema, que se nota especialmente durante los tiempos de pandemia actuales. Los teléfonos PBX solo se pueden usar dentro de su oficina y solo con modelos de teléfonos compatibles. Eso significa que las llamadas remotas están fuera de discusión.

Cuando se trata de sistemas VoIP, tiene muchas más opciones:

Así que no importa si están atrapados en un embotellamiento o trabajando en modo oficina en casa, los agentes pueden contestar las llamadas de la misma manera que si estuvieran en la oficina.

#6 Confiabilidad y seguridad

Si se instala y mantiene correctamente, un sistema PBX es altamente confiable y seguro. Como dependen de una PSTN tradicional (red telefónica pública conmutada) en lugar de una conexión a Internet, no hay riesgo de ataques de piratas informáticos. Tampoco tiene que temer cortes de energía: los teléfonos PBX tradicionales no dependen de la energía eléctrica, por lo que seguirán funcionando incluso si se corta la energía. El único problema aquí es la falla del hardware. En caso de un problema interno, todo el sistema puede requerir la visita de un técnico de PBX calificado, y eso significa tiempo de inactividad.

Mientras tanto, la tecnología VoIP depende de una fuente de energía, por lo que se cae inmediatamente cuando hay una interrupción. Pero ese no es el único problema: dado que la tecnología depende en gran medida de tener una conexión a Internet, cualquier problema o disminución de la velocidad afectará significativamente la calidad de la llamada.

Si bien los proveedores de VoIP continuamente hacen que su tecnología sea lo más segura posible, también depende de las prácticas de seguridad de su organización para evitar intentos de piratería o violación. Usar encriptación de llamadas, contraseñas seguras y un buen firewall es simplemente imprescindible.

Conclusión

Tanto PBX como VoIP tienen sus ventajas y desventajas.

PBX es confiable, seguro y ofrece llamadas de alta calidad, pero tanto la configuración inicial como el mantenimiento del sistema son costosos.

VoIP por su parte, es muy flexible y escalable, además el coste de mantenimiento de la estructura es mucho menor que con las líneas tradicionales. Sin embargo, el rendimiento de VoIP depende mucho de las capacidades de la conexión a Internet: si las velocidades disminuyen, también lo hace la calidad de las llamadas.

¿Ya tiene un PBX tradicional? Cloudtalk puede ayudarlo a pasar de su configuración de PBX obsoleta a VoIP y obtener todos los beneficios de esta tecnología.

CloudTalk