1. mayo 2022 Blog

VoIP vs. Teléfono fijo: ¿Cuál es Mejor
para la Pequeña Empresa?

Ilustración VoIP vs teléfono fijo

Los teléfonos fijos están prácticamente en vías de extinción. En 2004, más del 90% de los hogares estadounidenses tenían teléfono fijo. Avancemos hasta el año 2020, y sólo el 40% sigue teniendo uno. Mientras tanto, en el Reino Unido, el 35% de los encuestados dijo que solo tiene teléfono fijo porque es necesario para su conexión a Internet. ¿Por qué utilizar teléfonos fijos si tenemos dispositivos móviles más rápidos?

En los lugares de trabajo,los teléfonos fijos también se están quedando obsoletos: las empresas los están abandonando en favor de los servicios de VoIP. Aunque los teléfonos fijos han prestado un buen servicio a las empresas, las plataformas VoIP pueden ofrecer mucha más flexibilidad, por no hablar de funciones de llamada mucho más útiles a un coste mucho menor. ¿Qué puede ofrecer exactamente VoIP a las empresas? ¿Es siempre la opción correcta? ¿O tal vez deberías quedarte con el teléfono fijo tradicional? Sigue leyendo nuestra comparación entre VoIP y telefonía fija para ver qué solución puede ser la más adecuada para tu empresa.

VoIP vs. Teléfono fijo: ¿cuál es la diferencia?

Los teléfonos fijos normales (o teléfonos analógicos) funcionan prácticamente igual que hace siglos.

Los impulsos eléctricos transmiten el sonido a través de una infraestructura de cables de cobre establecida por el proveedor de servicios telefónicos. Por un lado, eso hace que los teléfonos analógicos sean extremadamente fiables. Pueden seguir trabajando incluso durante los cortes de electricidad, el mal tiempo o las catástrofes naturales, siempre que las líneas telefónicas no estén cortadas.

Pero esta fiabilidad tiene un precio. Instalar líneas telefónicas en tu oficina es caro y engorroso, además de que la infraestructura necesita un mantenimiento regular por parte de un técnico. Cuanto más larga sea la distancia que debe recorrer la señal, más cara será también la llamada.

Hoy en día también se utiliza el protocolo de voz sobre internet (VoIP) para hacer y recibir llamadas. En este caso, la voz de la persona que llama se convierte en paquetes de datos digitales y se envía a través de Internet al receptor. Y gracias a las rápidas y modernas conexiones de fibra a Internet, las llamadas de larga distancia ya no son un problema. En comparación con los teléfonos fijos, en los que las llamadas internacionales pueden suponer grandes facturas, puedes hacer llamadas al extranjero a través de Internet con la misma facilidad que las locales– y sin preocuparte por la calidad de la llamada.

Sin embargo, como su nombre indica, el sistema VoIP depende en gran medida de la conexión a Internet y del ancho de banda. Antes de instalar una línea VoIP en tu oficina, tienes que asegurarte de que tu conexión a Internet y tu router pueden soportar las llamadas VoIP, ya que de lo contrario, la calidad de las llamadas podría estar muy por debajo de tus expectativas.

También hay algunos lugares en los que los sistemas de telefonía fija pueden ser una mejor idea que el VoIP, como en las zonas rurales que no tienen conexiones estables a Internet o en las ciudades que se ven afectadas con frecuencia por catástrofes naturales como los huracanes. En esos lugares, los teléfonos fijos siguen ganando (y probablemente siempre lo harán) porque pueden seguir funcionando incluso durante los cortes, a diferencia de lo que ocurre con el VoIP, cuando una mala señal hace imposible la llamada.

Pero si puedes aprovechar la tecnología VoIP, te recomendamos que lo hagas, ya que hay muchos aspectos en los que es la clara ganadora.

#1 Costes iniciales y recurrentes

Una de las principales razones por las que las empresas recurren a la VoIP son, naturalmente, los costes. Al elegir la VoIP en lugar de las líneas tradicionales, las empresas pueden ahorrar hasta un 75% en costes de comunicación. ¿Cómo? Al montar una infraestructura de telefonía fija convencional en tu oficina, tendrás que pensar en los costes de la instalación, el hardware necesario, las licencias del sistema, los costes de mantenimiento y el plan telefónico. Pero eso es solo el principio.

Los sistemas telefónicos de centralita son los que realmente resultan caros: tener que comprar aparatos telefónicos compatibles para 20 o 30 empleados puede hacer una mella visible en tu presupuesto. Los planes telefónicos para empresas tampoco son baratos, y la mayoría de ellos cobran un extra por las llamadas de larga distancia o internacionales. Por tanto, si realizas regularmente llamadas al extranjero, el coste total de una línea telefónica fija se acumula rápidamente.

Instalar una línea telefónica VoIP en tu oficina es mucho más sencillo. En primer lugar, si ya tienes una conexión a Internet allí, es necesario instalar una línea separada, a menos que el plan actual y el router existente no sean capaces de manejar las llamadas regulares de VoIP. En cuanto a los teléfonos, cualquier dispositivo con tecnología VoIP funcionará, pero también puedes hacer llamadas desde tu ordenador de sobremesa.

Losúnicos costes regulares por tu parte serán la factura de Internet y un plan de suscripción a la plataforma VoIP, que puedes adquirir por tan sólo 15 euros por usuario y mes en CloudTalk. Las llamadas de larga distancia e internacionales también están incluidas en los planes de suscripción, así que no hay riesgo de que te salgas de tu presupuesto sólo porque tengas que contactar con un cliente extranjero.

#2 Movilidad

La falta de movilidad de los teléfonos fijos era, en el mejor de los casos, una pequeña molestia en el pasado, por ejemplo si perdías una llamada de un cliente porque estabas en otra habitación. Pero después de que la pandemia afectara al mundo, muchas oficinas se vieron obligadas a pasar al trabajo a distancia. Y muchos de ellos descubrieron con horror que no tenían medios para hacer o responder a las llamadas cuando estaban fuera de la oficina.

Aquí es donde brilla la tecnología VoIP. A través de los sistemas telefónicos VoIP, puedes hacer o recibir llamadas desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo que elijas. ¿Llamando desde un ordenador de sobremesa en tu casa? ¿Desde tu smartphone mientras esperas la comida para llevar? Siempre que tengas acceso a Internet, podrás utilizar tu servicio VoIP y tu número de teléfono virtual dedicado estés donde estés.

#3 Facilidad de actualización

Si quieres añadir nuevos usuarios al sistema telefónico, tendrás que ponerte en contacto con el proveedor para obtener dispositivos adicionales y una plaza más en el plan. ¿Necesitas teléfonos más nuevos de otro proveedor para tu oficina? Si has firmado un contrato de larga duración, esto es prácticamente imposible, a menos que rompas el contrato. Y si vas a abrir una nueva sucursal o te vas a trasladar a otro lugar, tendrás que construir una infraestructura de telefonía fija totalmente nueva.

Aquí es donde se hace visible la segunda mayor ventaja de las plataformas VoIP: pueden adaptarse exactamente a las necesidades de cada empresa y modificarse siempre que surja una necesidad. Como la VoIP funciona en cualquier dispositivo con acceso a Internet, las empresas pueden sustituir y añadir rápidamente nuevos dispositivos al sistema. Cambiar a planes de precios más altos o más bajos, o añadir nuevos usuarios al sistema, también puede hacerse en unos minutos, sin necesidad de papeleo adicional ni de llamar a un técnico para configurar el nuevo teléfono.

Y el mismo número de teléfono VoIP puede utilizarse en varias ubicaciones, de modo que tu sucursal puede utilizar el mismo número que tu oficina principal.

#4 Funciones disponibles

Cuando se trata del número de funciones empresariales avanzadas que pueden utilizar las empresas, la tecnología VoIP gana por goleada. Los aparatos telefónicos de línea fija normalmente solo pueden ofrecer funcionalidades básicas, como el contestador automático o la transcripción del mensaje de voz, pero a menudo tienen un coste adicional, si es que están disponibles.

En comparación con la lista bastante corta de funciones que ofrecen los teléfonos fijos, las plataformas VoIP están repletas de herramientas útiles que están disponibles desde el principio. En CloudTalk, por ejemplo, puedes encontrar más de 60 funciones que difícilmente encontrarás incluso en los teléfonos fijos de gama alta:

Pero eso no es todo. Los proveedores de plataformas de VoIP añaden regularmente nuevas funciones a sus plataformas que puedes empezar a utilizar en cuanto salen a la luz.

#5 Seguridad

Todo lo relacionado con un sistema VoIP suena muy bien, pero ¿qué pasa con la seguridad? Muchas empresas temen que sus sistemas telefónicos de VoIP sean pirateados, y es una de las principales razones por las que se quedan con los viejos teléfonos fijos.

Con las líneas telefónicas fijas, hay poco miedo a un ataque de piratas informáticos o a las escuchas, y las empresas tampoco tienen que temer los cortes de energía repentinos, por lo que la información que comparten en las llamadas también es segura. Y leer sobre las diversas amenazas en línea dirigidas a la VoIP (desde ataques DDoS, pasando por intentos de suplantación de identidad, virus y malware, hasta el robo de identidad y de datos…) puede hacer que las empresas se sientan aún más preocupadas por el uso de estas plataformas.

La buena noticia es que hoy en día la VoIP es al menos tan segura como un teléfono fijo normal. En primer lugar, ahora tienes muchas herramientas a tu disposición cuando se trata de asegurar tu conexión a Internet, como cortafuegos, herramientas de encriptación, VPN y protección contra el malware. Al utilizarlas, puedes hacer de la VoIP una de las opciones de llamadas más seguras para tu empresa. Los proveedores de plataformas de VoIP también utilizan varios métodos para garantizar que sus sistemas sean lo más seguros posible para las empresas, desde el uso de una fuerte encriptación para todos los datos que pasan por el sistema y una combinación de métodos de autenticación de usuarios hasta la realización de pruebas periódicas para detectar cualquier vulnerabilidad.

Conclusión

Por muy valiosos que fueran para las empresas de todo el mundo en el pasado, los teléfonos fijos ya no están a la altura de la flexibilidad y la facilidad de uso de la VoIP. La cantidad de funciones que puede ofrecer el primero tampoco se acerca a las capacidades del segundo. Si a esto le añadimos que el uso de la VoIP puede reducir visiblemente los costes de las llamadas, queda claro por qué tantas empresas están pasando de los teléfonos locales a VoIP. Esto es especialmente obvio cuando cambiar de teléfono fijo a VoIP es tan fácil como 1-2-3: solo necesitas una buena conexión a Internet y una plataforma fiable como CloudTalk para gestionar las llamadas.

Así que, ¿qué tal si pruebas una plataforma VoIP y compruebas las ventajas por ti mismo?

CloudTalk