Aceptar feedback positivo no es tan fácil
By Quinn Malloy
| 8. junio 2022 |
Gestión de personas - Reuniones efectivas
By Q. Malloy Quinn Malloy
| 8 Jun 2022 |

    Aceptar feedback positivo no es
    tan fácil

    Feedback

    Sabemos que la evaluación y el feedback positivo en el trabajo son métodos fiables para mantener a tus compañeros y a los miembros del equipo entusiasmados y entusiasmadas. Así que resulta paradójico que aceptar un feedback positivo pueda ser a veces realmente difícil.

    Cuando nuestros colegas o gerentes nos felicitan por nuestro trabajo, no siempre escuchamos. Te entra por un oído y te sale por el otro. A veces incluso podemos intentar cambiar de tema. Y es muy poco probable que asimilemos el cumplido, el elogio o el feedback -llámalo como quieras- y no nos demos cuenta de lo que nuestros colegas piensan de nosotros, de lo que somos buenos y de cómo trabajamos.

    Aceptar los elogios es una habilidad.

    Es extraño, pero es cierto. Adquirir esta habilidad y aprender a aceptar el feedback positivo puede convertirse un día en tu arma secreta y en tu activo. ¿Por qué? No hay muchas personas que la tengan. ¿Te has dado cuenta de verdad y has asimilado las cosas positivas que dicen tus compañeros sobre tu trabajo?

    Hemos recopilado algunas estrategias para responder al feedback positivo y utilizarlo para progresar en tu carrera. También puedes dar un buen ejemplo a otros compañeros. Dar un feedback positivo puede convertirse gradualmente en un hábito en tu equipo o en toda la empresa y tus compañeros tendrán la oportunidad de avanzar en su carrera y desarrollar su personalidad.

    El feedback positivo entre compañeros aumenta su compromiso en un 79%.

    No desvíes los elogios, acéptalos

    Muchos expertos en comportamiento humano dicen que deberíamos dejar de utilizar la frase «Oh, no fue nada». Es una respuesta automática de alguien que no ha aprendido a responder a un feedback positivo. Si recibes un cumplido por algo que has hecho, significa que eres bueno en ello. Intenta pensar en las cosas que la gente aprecia de ti y trata de afinar aún más las competencias.

    Así que la próxima vez que recibas un feedback positivo, di «¡Gracias!» y no cambies de tema. Escucha lo que tiene que decir tu colega o tu gerente. Esto te ayudará a saber más sobre tu trabajo y tus puntos fuertes que quizá no conozcas 🙂

    Haz preguntas de seguimiento

    Hacer preguntas de seguimiento después de recibir un feedback positivo es crucial. Responde agradeciendo el elogio y con una pregunta de seguimiento para entenderlo mejor y hacerlo lo más útil posible. Por ejemplo, puedes preguntar: «¿Qué te ha gustado específicamente de mi trabajo en este proyecto, por qué he merecido tus elogios? ¿Hubo algo específico o te gustó mi enfoque en general?»

    Utiliza el feedback positivo para descubrir tus competencias ocultas

    A veces estamos acostumbrados a hacer las cosas de una manera determinada porque pensamos que es normal. Sin embargo, puede que no nos demos cuenta de que lo hacemos de forma única o de que es nuestra habilidad natural oculta. Pero, ¿cómo se averigua la verdad? Cuando nos felicitan a menudo por algo concreto, nos diferencia de otros compañeros. Internaliza esta capacidad o habilidad y hazla parte de tu trabajo

    Aquí es donde entran en juego tus gerentes, porque pueden darte feedback para convertirte en un miembro del equipo único y apasionado. Mucha gente puede hacer un buen trabajo, pero si el gerente ayuda a un empleado a tener claro lo que hace mejor, será aún mejor.

    Escucha a tus gerentes

    Recibir un feedback positivo en una reunión 1 a 1 puede ser difícil. Tendemos a esperar escuchar críticas y feedback negativo. ¿Por qué? Porque no estamos acostumbrados a recibir elogios, así que la mayoría de nosotros no sabemos aceptarlos.

    Cuando los gerentes saben motivar a sus empleados y aprovechar la ocasión adecuada para hacer un feedback positivo, su personal estará más satisfecho y será más productivo.

    Si tu gerente te dice en qué destacas, qué le gusta de tu trabajo y dónde te ve en el futuro, escucha atentamente y utilízalo en tu beneficio. Intentad encontrar juntos vuestro papel ideal.

    Cultura empresarial basada en el feedback positivo

    Todos los empleados y gerentes deben hacer todo lo posible para crear una cultura corporativa en la que los elogios y el feedback positivo no sean raros. Solo lo contrario 🙂

    Si tus compañeros o empleados se merecen un feedback positivo, no te olvides de elogiarlos. Por supuesto, todo con moderación: no les hagas un cumplido si no hay motivo para ello.

    Un equipo que da feedback positivo tiene un mejor rendimiento y ayuda a la empresa a avanzar.

    Puede parecer fácil de decir y difícil de hacer, pero la práctica hace la perfección. Así que, ¿por qué no empezar a dar feedback positivo hoy mismo? 🙂