25. mayo 2022 Blog

¿Qué es una línea POTS y por qué debes deshacerte de ella?

ilustración POTS PRINCIPAL

Todo se está volviendo digital – incluso la forma de hacer llamadas.

Las viejas líneas telefónicas de cobre aún no han desaparecido del todo, pero es solo cuestión de tiempo que lo hagan. En EE.UU., 20 estados ya han aprobado un proyecto de ley que permite a las compañías telefónicas de A&T poner fin definitivamente a su soporte para teléfonos fijos.

El mundo se está volviendo móvil, sin duda. Sin embargo, las empresas también han detectado la necesidad de avanzar con la tecnología. Como los sistemas antiguos son caros de gestionar y no proporcionan un gran retorno de la inversión, ha llegado el momento de hacer el cambio.

Sin embargo, no todas las empresas han decidido todavía deshacerse de su POTS (Plain Old Telephone Service – la línea analógica que han estado utilizando durante mucho tiempo).

¿Eres uno de ellos?

Descubramos juntos qué es el POTS y por qué deshacerse de él puede permitirte obtener beneficios.

¿Qué es POTS?

POTS, abreviatura de Plain Old Telephone Service (a veces también llamado red telefónica pública conmutada o PSTN) es un sistema tradicional de transmisión de voz analógica.

Cada vez que marcas un número de teléfono y hablas con un auricular tradicional, tu voz se transforma en una señal eléctrica y se transmite al receptor de la llamada a través de cables de cobre. Los tonos que puedes oír durante la llamada son señales enviadas a través de cables de cobre, ya que conectan tu teléfono con una centralita local.

En sus inicios, el sistema se conocía como Servicio Telefónico de Correos, porque los clientes tenían que confiar en los operadores de las oficinas postales para atender sus llamadas. Una vez que todo el proceso se automatizó y se alejó de las oficinas de correos, el término se cambió por el de Plain Old Telephone Service, pero el acrónimo siguió siendo el mismo.

¿Cómo funciona una línea POTS?

Hacer llamadas telefónicas en el pasado no era tan fácil como ahora.

Para contactar con la otra persona, necesitabas la ayuda de una operadora que recibía y luego dirigía manualmente la llamada al destino final. Lo hacían enchufando los cables de cobre en un panel de conexiones común.

Cuanto mayor era la distancia entre las partes, más trabajo tenían que hacer los operarios. En consecuencia, el precio de la llamada aumentaba.

El POTS ayudó a reducir los costes de las llamadas colocando «conmutadores» en puntos específicos de la red. A través de ellos, la llamada podía ser dirigida automáticamente a lugares locales, nacionales o internacionales. Como resultado, ya no era necesario un operador humano.

Cómo funciona el POTS en la era moderna

El conmutador de red «escucha» los tonos que se han marcado e interpreta el número de teléfono como la ubicación a la que quieres llegar. Luego dirige tu llamada a través de uno o varios conmutadores hasta que finalmente llega a la persona o empresa a la que quieres llamar.

Lo más importante aquí es que el POTS tiene que mantener los interruptores de llamada abiertos durante toda la conversación, para que los impulsos eléctricos puedan viajar de un aparato a otro. Cuanto más larga sea la distancia entre los llamantes, más interruptores deben permanecer abiertos. Esto suele conducir a un mayor coste de las llamadas.

Así es como sigue funcionando para las llamadas tradicionales, pero ¿qué pasa con las que provienen o se dirigen a una empresa? En este caso, la llamada se dirige a una centralita privada (PBX) que actúa como un conmutador dentro de la oficina de la empresa y conecta varios teléfonos que trabajan en el lugar.

POTS para empresas – ¿qué debes saber?

Las líneas telefónicas analógicas se consideran fiables y seguras.

Sin embargo, muchas empresas ya están migrando a la VoIP simplemente por la falta de funciones en comparación con una línea telefónica tradicional.

Aparte de algunas áreas, como las líneas de emergencia de los ascensores, las líneas de fax o los servicios de líneas telefónicas de emergencia, en las que las líneas POTS siguen siendo útiles, las líneas telefónicas analógicas sencillamente no están a la altura de las expectativas y necesidades de las empresas modernas.

Tomemos como ejemplo la movilidad.

El trabajo a distancia es algo enorme ahora, con cada vez más empleados que quieren trabajar desde casa. Se prevé que en 2028 el 73% de las empresas tendrán trabajadores a distancia.

Definitivamente, el POTS no facilita ese cambio.

Las líneas telefónicas fijas están ligadas al edificio en el que están instaladas, lo que significa que atender las llamadas cuando no están en el local es sencillamente imposible.

No hace falta decir, pues, que cualquier forma de trabajo a distancia está descartada.

¿Cuánto cuesta una central telefónica POTS?

Uno de los mayores problemas asociados a las líneas POTS es el coste.

Si quieres instalar una línea telefónica en tu nueva oficina, tienes que pagar los metros de cables de cobre que sean necesarios, el hardware necesario y también tendrás que contratar a un técnico para que lo instale todo.

También tienes que comprar dispositivos de centralita compatibles, junto con algunas funciones adicionales, pero necesarias, de la centralita, como la transferencia de llamadas, el intercomunicador o el desvío de llamadas. Si a esto le añadimos el coste de las llamadas internacionales y los honorarios de los técnicos informáticos, los costes se acumulan rápidamente.

Pero el verdadero problema es el aumento de los costes de mantenimiento de las líneas de cobre. Tras años de servicio, los postes telefónicos y el cableado requieren un mantenimiento cada vez más frecuente para que no se estropeen.

Lo que hace que sea aún más difícil es que las piezas de repuesto apenas están disponibles, ya que a menudo ya no se fabrican. Los técnicos que pueden mantener las líneas también empiezan a escasear, pues muchos de ellos ya se han jubilado.

Todo esto significa que cada vez es más difícil mantener esas líneas en funcionamiento, por lo que los costes de las llamadas telefónicas analógicas en muchos lugares también están aumentando.

Funciones de llamadas POTS y de negocios

El número de funciones que puede ofrecer el POTS no se acerca a lo que las empresas necesitan hoy en día. Los teléfonos fijos suelen ofrecer funciones muy limitadas para las llamadas de empresa. Si quieres tener funciones adicionales de llamadas de empresa dentro de tu POTS, normalmente tendrás que comprarlo como complemento de tu sistema de centralita.

Si has tenido que comprar esos complementos adicionales o incluso solo los has considerado, entonces sabes que las funciones adicionales de la centralita llevan aparejado un precio elevado. Cuantas más funciones necesites, mayor será tu factura mensual. Por eso, muchas empresas con presupuestos reducidos intentan operar dentro del POTS, pero sin opciones adicionales.

Incluso si has pagado por un plan de centralita premium, probablemente habrás notado en algún momento que el sistema es bastante limitado para las expectativas actuales

¿Puedes mantener una videollamada a través de la centralita analógica? No puedes. ¿Comprobar la identificación de la persona que llama y el historial de la cuenta antes de responder a la llamada? De ninguna manera. ¿Compartir archivos a través del teléfono? No es una opción.

¿Y qué pasa con las herramientas comerciales cada vez más populares, como los asistentes automáticos, los saludos personalizados, los marcadores automáticos o la devolución de llamadas? Por mucho que lo intentes, no encontrarás un sistema de centralita analógica capaz de manejar esas funciones. Pero, aquí es donde la VoIP viene al rescate.

POTS vs. VoIP: ¿cuál elegir?

Mientras que POTS es la forma analógica de hacer llamadas, VoIP es el equivalente digital. En lugar de depender de un conjunto de cables y varias piezas de hardware, la tecnología VoIP utiliza Internet y un router para funcionar. Muchas empresas ya han optado por cambiar de POTS a VoIP no solo porque es más sencillo de usar y más económico, sino porque cuenta con más funciones.

Existe el móvil como punto intermedio, pero las llamadas desde el móvil simplemente carecen de las funciones y la solidez de un centro de llamadas VoIP. Las llamadas móviles son mucho más flexibles y modernas, pero no tienen funciones como los contestadores automáticos, el IVR, la devolución de llamada, el enrutamiento basado en competencias y otras.

Teniendo esto en cuenta, veamos cómo se compara la tecnología VoIP con la POTS en cuanto a movilidad, costes y capacidades.

Movilidad

Este es uno de los puntos fuertes de la VoIP. Mientras tengan una conexión estable a Internet y puedan acceder al servicio de VoIP, tus empleados no necesitan estar físicamente presentes en la oficina para responder a las llamadas por Internet. Pueden estar en casa, en un café o incluso en el parque local. También pueden elegir los dispositivos con los que les gustaría trabajar. Si lo necesitan, pueden incluso cambiar los dispositivos; por ejemplo, su teléfono de sobremesa por el móvil, y seguir utilizando una solución de VoIP, siempre que el software esté instalado.

Costes

¿Tienes un acceso fiable a Internet y un dispositivo que pueda conectarse a él? Entonces, todo lo que necesitas es un plan de suscripción a la plataforma VoIP y estarás listo para empezar a hacer y recibir llamadas a través de Internet. Eso hace que las plataformas de VoIP sean mucho más baratas de empezar a utilizar, incluso para las empresas con presupuestos ajustados.

Los costes de las llamadas también son mucho más bajos – según Harbor Networks, por término medio, las empresas pueden ahorrar 1.727 dólares al mes en llamadas de móvil y de larga distancia cuando utilizan la VoIP. Para las startups, el ahorro de costes es aún más impresionante, llegando al 90%.

Capacidades

Solo tienes que comparar las funciones que ofrecen las plataformas de VoIP con las de las centralitas analógicas. Los sistemas de VoIP están repletos de herramientas útiles, muchas de las cuales no están disponibles ni siquiera en los planes de centralita más premium.

Veamos algunas funciones disponibles dentro de la VoIP, concretamente en CloudTalk:

  • Menú IVR,
  • Videoconferencia
  • Desvío de llamadas,
  • Grabación de llamadas
  • Herramientas de analíticas e informes
  • Números gratuitos o cortos
  • Sistema de colas de llamada
  • Mensajes de texto

Todas esas funciones y muchas más están disponibles desde el principio y sin ningún coste adicional para ti. Aún mejor, es que puedes integrar la plataforma de VoIP con decenas de herramientas empresariales que tu equipo está utilizando; desde la plataforma de correo electrónico hasta el CRM o tu soporte. ¿No sería mucho más fácil la colaboración y el trabajo en equipo si todos tuvieran todos los datos que necesitan en un solo lugar?

Aprende a elegir un paquete de VoIP adecuado.

Recapitulemos

Para que te resulte más fácil ver lo bien que se compara la VoIP con las líneas POTS tradicionales, hagamos un rápido resumen de los pros y los contras de cada una:

POTSVoIP

Facilidad de uso

Fácil de usar para cualquier persona. Aprender a utilizar un sistema VoIP puede requerir un poco de tiempo.
Resiliencia
Funciona en una situación de emergencia: debes mantenerlo como línea de emergencia.
Depende de la electricidad y de la conexión a Internet: puede necesitar una fuente de alimentación de emergencia.


Costes de instalación

Tienes que añadir una línea telefónica dedicada y un hardware, lo que puede ser costoso.No se necesita ningún hardware (aparte del router).

Flexibilidad

Flexibilidad y escalabilidad muy limitadas.Increíblemente flexible y escalable.

Costes de las llamadas

Las tarifas de las llamadas (especialmente las internacionales) son elevadas. Reducción de los gastos en llamadas: el único coste mensual es la suscripción a la VoIP.

Número de funciones

Añadir más funciones a tu centralita suele ser muy caro. Se incluyen varias funciones valiosas, de forma gratuita.

¿Nuestro veredicto? El uso de VoIP sobre POTS tiene un impacto mucho menor en los presupuestos de las empresas, a la vez que proporciona una increíble cantidad de flexibilidad. Pero hay algunos lugares en los que los teléfonos fijos pueden seguir siendo útiles. Por ejemplo, si vives en zonas en las que la conexión a Internet es lenta, puede ser una buena idea seguir manteniendo las líneas de cobre como sistema de emergencia. En resumen, el VoIP es el futuro, pero es bueno tener una línea POTS en la que confiar si tu conexión a Internet se cae. Solo tienes que desviar tus llamadas de VoIP a una línea POTS en caso de emergencia y estarás listo.

Conclusión

Debido al tiempo que ha existido el POTS, es comprensible que algunas empresas duden en adoptar la VoIP. Sin embargo, los beneficios que la VoIP puede aportar a las empresas superan con creces los de la utilización de sistemas telefónicos analógicos tradicionales.

Flexibilidad, movilidad, una amplia gama de funciones y coste; la VoIP gana en todas esas categorías.
Como reflexión final, debes tener en cuenta que, a medida que las líneas POTS se vayan cerrando poco a poco, te resultará más difícil, y más caro, seguir utilizando el teléfono fijo de tu oficina. Así que tal vez sea un buen momento para descubrir qué ofrece la solución de VoIP de Cloudtalk, y ver las ventajas por ti mismo.


Prueba ahora tu versión gratuita de 14 días de CloudTalk y descúbrelo tú mismo.

CloudTalk